3.19.2015

Un comentario sobre las elecciones del domingo en España por un inmigrante.


Hace unos años le comenté a un amigo cercano, él nacido en España, estábamos en temporada de elecciones y mucho se jugaba en cada una de ellas.
Él: de izquierdas, rojo, comunista quizá. Yo: neutro, multicolor y ni fervor declarado a partido político alguno.
Surgió el tema de los votos, de las elecciones y de lo que podría avecinarse con la llegada del partido de derecha al gobierno. Mi comentario sobre esto fue el siguiente:
"Men, sabes cuándo van a cambiar las cosas en este país? cuando se cierren las heridas que vienen cargando con ellas desde hace siglos (unos cinco para ser cercanos) y te pongas a trabajar con la persona que piensa políticamente diametralmente opuesta a ti en algo que sea bueno para ambos.
Su respuesta fue: pero si ellos son unos bestias, no son humanos con lo que hacen.
Mi respuesta: pues justo es eso lo que ellos piensan de ti.
Así es como se mantiene la movida en este país europeo: distanciados unos de otros, mutilados espiritualmente, con las uñas dispuestas al daño si el otro está cerca.
Sigo pensando lo mismo, en este país mientras no se trabaje por algo conjunto, mientras ningún partido político no abogue por el bien común y no por el de la derecha o el de la izquierda seguirá cada uno jalando para su propia parcela y eso, seamos francos, no les ha servido mucho en los últimos siglos. Lo terrible es que la gente sigue pensando de esa manera: el rojo es mi enemigo, el azul es mi enemigo, estoy orgulloso de ser de izquierda, estoy orgulloso de ser de derecha, daré todo por la República, daré todo por las Viejas y Santas Costumbres.
Así pueden seguir, pero de verdad se trata de eso? de seguir dando continuidad a este juego donde están sirviendo, muchas veces sin verlo siquiera, el juego que se les ha impuesto. Es muy difícil mirar desde afuera, pero nosotros que no somos de esta tierra, que hemos llegado a ella para vivir, sí que nos damos cuenta de su fractura y cuando veo a mis amigos amantes de la Semana Santa, los toros, la feria y las tradiciones enfrentados con mis amigos de la Alameda, la contracultura y con mayor cercanía a los fines sociales y no empresariales me pregunto hasta cuándo dejarán sus tonterías y se pondrán a trabajar por algo que sea bueno para ambos.
Aquí está el cambio más difícil para cada uno, porque ¿cómo decirle a una persona que trabaje en conjunto con la persona que metió a un pariente a una cuneta o al exilio?
Es sencillo: hasta que cierren esas heridas, perdonen al otro y trabajen en conjunto por algo que les haga mejores, a ambos.
Si no, seguiremos con este jueguito de republicanos y fascistas. Otros cinco siglos? que tontería pensar que tiene que ser así si está en nuestras manos hacerlo diferente.
Así que estas elecciones, las que vienen el domingo, espero a que en primera: no falten y cumplan con su responsabilidad como animales sociales y políticos, que sí, que estamos muy desencantados, pero ese desencanto le dio la mayoría absoluta a Rajoy con un, qué les gusta, un 15% de votos? menos? pues ahí está, no votar por desencanto permite estas porquerías. Segundo: voten por el partido que proponga cambios positivos para la mayoría, no para una minoría. Dejar de pensar en lo que será bueno 'para mí' y pensar en lo que será mejor para todos.
Una utopía? eso depende, de muchas cosas, claro, pero principalmente de ti. Yo que no puedo votar y que vivo ahí desde hace once años, pongo en tus manos mi futuro, el de mi familia, el de mis amigos y el de toda la gente de este país.

Nuevos Micro Documentales de Contemporáneos en: www.contemporaneostv.com
Share:

0 comentarios:

3.19.2015

Un comentario sobre las elecciones del domingo en España por un inmigrante.


Hace unos años le comenté a un amigo cercano, él nacido en España, estábamos en temporada de elecciones y mucho se jugaba en cada una de ellas.
Él: de izquierdas, rojo, comunista quizá. Yo: neutro, multicolor y ni fervor declarado a partido político alguno.
Surgió el tema de los votos, de las elecciones y de lo que podría avecinarse con la llegada del partido de derecha al gobierno. Mi comentario sobre esto fue el siguiente:
"Men, sabes cuándo van a cambiar las cosas en este país? cuando se cierren las heridas que vienen cargando con ellas desde hace siglos (unos cinco para ser cercanos) y te pongas a trabajar con la persona que piensa políticamente diametralmente opuesta a ti en algo que sea bueno para ambos.
Su respuesta fue: pero si ellos son unos bestias, no son humanos con lo que hacen.
Mi respuesta: pues justo es eso lo que ellos piensan de ti.
Así es como se mantiene la movida en este país europeo: distanciados unos de otros, mutilados espiritualmente, con las uñas dispuestas al daño si el otro está cerca.
Sigo pensando lo mismo, en este país mientras no se trabaje por algo conjunto, mientras ningún partido político no abogue por el bien común y no por el de la derecha o el de la izquierda seguirá cada uno jalando para su propia parcela y eso, seamos francos, no les ha servido mucho en los últimos siglos. Lo terrible es que la gente sigue pensando de esa manera: el rojo es mi enemigo, el azul es mi enemigo, estoy orgulloso de ser de izquierda, estoy orgulloso de ser de derecha, daré todo por la República, daré todo por las Viejas y Santas Costumbres.
Así pueden seguir, pero de verdad se trata de eso? de seguir dando continuidad a este juego donde están sirviendo, muchas veces sin verlo siquiera, el juego que se les ha impuesto. Es muy difícil mirar desde afuera, pero nosotros que no somos de esta tierra, que hemos llegado a ella para vivir, sí que nos damos cuenta de su fractura y cuando veo a mis amigos amantes de la Semana Santa, los toros, la feria y las tradiciones enfrentados con mis amigos de la Alameda, la contracultura y con mayor cercanía a los fines sociales y no empresariales me pregunto hasta cuándo dejarán sus tonterías y se pondrán a trabajar por algo que sea bueno para ambos.
Aquí está el cambio más difícil para cada uno, porque ¿cómo decirle a una persona que trabaje en conjunto con la persona que metió a un pariente a una cuneta o al exilio?
Es sencillo: hasta que cierren esas heridas, perdonen al otro y trabajen en conjunto por algo que les haga mejores, a ambos.
Si no, seguiremos con este jueguito de republicanos y fascistas. Otros cinco siglos? que tontería pensar que tiene que ser así si está en nuestras manos hacerlo diferente.
Así que estas elecciones, las que vienen el domingo, espero a que en primera: no falten y cumplan con su responsabilidad como animales sociales y políticos, que sí, que estamos muy desencantados, pero ese desencanto le dio la mayoría absoluta a Rajoy con un, qué les gusta, un 15% de votos? menos? pues ahí está, no votar por desencanto permite estas porquerías. Segundo: voten por el partido que proponga cambios positivos para la mayoría, no para una minoría. Dejar de pensar en lo que será bueno 'para mí' y pensar en lo que será mejor para todos.
Una utopía? eso depende, de muchas cosas, claro, pero principalmente de ti. Yo que no puedo votar y que vivo ahí desde hace once años, pongo en tus manos mi futuro, el de mi familia, el de mis amigos y el de toda la gente de este país.

Nuevos Micro Documentales de Contemporáneos en: www.contemporaneostv.com

No hay comentarios:

Patreon

Patreon
Crowdfunding

Recibe La Firma del Caracol

Why We O!

Era Hombre Era Mito Era Bestia

Era Hombre Era Mito Era Bestia
Nuevo Poemario, ya a la venta!

Gabinete Salvaje

Gabinete Salvaje
7ª Temporada

Contemporáneos

Contemporáneos
2ª Temporada - Sevilla

RCA / Recital Chilango Andaluz

Tienda Ultramarina

Tienda Ultramarina
Todos los títulos de nuestra editorial y más.

Blog Archive

Appu Fav´s Spotify

Appu Poemario en Descarga Gratuita

Entradas populares

Blog Archive

Páginas vistas en total