6.07.2012

Crónica: Christina Rosenvinge en Nocturama


Christina Rosenvinge en Nocturama

20.08.2011 | CrónicasMúsica | Ivan Vergara
  • Facebook
  •  
  • Twitter
  •  
  • Meneame
  •  
  • Digg
  •  
  • Google Bookmarks
  •  
  • Tumblr
  •  
  • email
  • Share
Texto: Iván Vergara Fotos: Iram Martínez / Nos hundimos en tu piscina con los ojos abiertos, conteniendo la respiración; no habría calor suficiente para despegarnos de ti, Christina, seríamos una entrega íntegra, un minuto que duraría durante casi una hora, y la prolongación que vendrían minutos después, cuando abrimos nuestra mirada y pudimos respirar ese aire cálido que exudan los árboles del Monasterio de la Cartuja. Seguías ahí, entre decenas de cuerpos inquietos por guardar un recuerdo, de tomarse una foto a tu lado, de prolongar esta noche hasta volverte a ver a caer en tu mirada, semioculta entre tu cabello y las luces que no pudieron ocultar su luz.
Nocturama 2011. Miércoles 17 de agosto. Verano creciente. Unos meses después de su última visita por la capital hispalense, Christina Rosenvinge retornaba para presentar en el ciclo Nocturama temas de sus últimos discos, especialmente de aquellos que precedieron su aventura americana. Como viene siendo ya recurrente en el ciclo, el público sevillano acudió generosamente, siendo en esta ocasión una de esas en las que se podría hablar de un lleno casi total. Enhorabuena de nuevo a LaSuite.
Christina Rosenvinge en Nocturama
Acompañada de una agrupación mínima, presagio de la intimidad del concierto que íbamos a presenciar, Christina subió acompañada por el violonchelo de Aurora Aroca, quien forma parte de Boat Beam y ha colaborado con Russian Red y Raúl Fernández (Refree) a la guitarra y teclados. El combo dio a los temas una firmeza y soltura que difícilmente podría llenar sola en el escenario.
Los primeros temas “La distancia adecuada”, “Nadie como tú” y “Negro cinturón” sirvieron un delicioso inicio, momento adecuado que sirvió para relajar los ánimos y disponernos a pasar la siguiente hora en compañía del trío. Entre el público se vieron pocas caras familiares, cuestión que nos hizo pensar en la convocatoria de la Rosenvinge, atrayendo un público distinto al que suele aparecer por los jardines del Monasterio. De igual manera también hubo algunos perdidos que escucharon de vez en cuando con interés los temas de la diva madrileña y en otros descuidaron el seguimiento al concierto, lo cual también tiene su encanto. Momento notorio cuando una chica francesa gritó justo en el instante que se crea ese silencio entre tema y tema: ¡Christina!, siendo respondida por ella desde el escenario con un “hooola”. Suspiro y sonrisas entre el público. Cómplices y quizá un tanto de celos ante la espontaneidad que dio un buen momento entre artista y público, esas chispas que brillan entre tanta solemnidad.
Christina Rosenvinge en Nocturama
Llegó entonces “El sud” de Refree, uno de los dos temas que versionaría en la noche (la otra fue “Hallelluyah” de Leonard Cohen). Entre el público, al terminar el concierto, escuché a un par de personas comentar que este había sido el punto alto del concierto, quizá junto con ‘Tok, toc’ (Continental 62, 2006). Del primer tema imagino que optaron por darle tal nomenclatura al ser conocido por un público amplio, del segundo seguramente por la intensidad con la que la Rosenvinge la interpreta en vivo, además de ser uno de esos temas que se escapan de una discreta monotonía que empaña su directo.
Tal monotonía da para mucho. Uno puede sencillamente dejarse llevar por la belleza de los temas, los cuales son más recitados que cantados, más parecido a una interpretación teatral que a una vocal; de espacio para charlar con la compañía e intercambiar opiniones (escucho detrás nuestro: “Qué joven! Qué guapa!” y pienso entonces en su carrera de más de tres décadas. Termino por asentir mentalmente, subida en el escenario es una mujer atemporal). Eso sí, no mire demasiados bostezos, la monotonía no se convirtió en cansancio o pesadez, por lo cual pienso que tiene la destreza de hacer que esos temas, susurrados e íntimos, calen tan hondo que lo que no pase no haga falta ni se eche de menos.

Facebook - http://www.facebook.com/decomedula
 Twitter - http://www.twitter.com/_Appu_
 Youtube - http://www.youtube.com/decomedula
 Correo - decomedula@hotmail.com

 ENTRA EN LA EDITORIAL QUE HEMOS CREADO PARA ABRIR NUEVOS CAMINOS EN TORNO AL MUNDO DE LA EDICIÓN: HTTP://WWW.EDITORIALULTRAMARINA.COM
Share:

0 comentarios:

6.07.2012

Crónica: Christina Rosenvinge en Nocturama


Christina Rosenvinge en Nocturama

20.08.2011 | CrónicasMúsica | Ivan Vergara
  • Facebook
  •  
  • Twitter
  •  
  • Meneame
  •  
  • Digg
  •  
  • Google Bookmarks
  •  
  • Tumblr
  •  
  • email
  • Share
Texto: Iván Vergara Fotos: Iram Martínez / Nos hundimos en tu piscina con los ojos abiertos, conteniendo la respiración; no habría calor suficiente para despegarnos de ti, Christina, seríamos una entrega íntegra, un minuto que duraría durante casi una hora, y la prolongación que vendrían minutos después, cuando abrimos nuestra mirada y pudimos respirar ese aire cálido que exudan los árboles del Monasterio de la Cartuja. Seguías ahí, entre decenas de cuerpos inquietos por guardar un recuerdo, de tomarse una foto a tu lado, de prolongar esta noche hasta volverte a ver a caer en tu mirada, semioculta entre tu cabello y las luces que no pudieron ocultar su luz.
Nocturama 2011. Miércoles 17 de agosto. Verano creciente. Unos meses después de su última visita por la capital hispalense, Christina Rosenvinge retornaba para presentar en el ciclo Nocturama temas de sus últimos discos, especialmente de aquellos que precedieron su aventura americana. Como viene siendo ya recurrente en el ciclo, el público sevillano acudió generosamente, siendo en esta ocasión una de esas en las que se podría hablar de un lleno casi total. Enhorabuena de nuevo a LaSuite.
Christina Rosenvinge en Nocturama
Acompañada de una agrupación mínima, presagio de la intimidad del concierto que íbamos a presenciar, Christina subió acompañada por el violonchelo de Aurora Aroca, quien forma parte de Boat Beam y ha colaborado con Russian Red y Raúl Fernández (Refree) a la guitarra y teclados. El combo dio a los temas una firmeza y soltura que difícilmente podría llenar sola en el escenario.
Los primeros temas “La distancia adecuada”, “Nadie como tú” y “Negro cinturón” sirvieron un delicioso inicio, momento adecuado que sirvió para relajar los ánimos y disponernos a pasar la siguiente hora en compañía del trío. Entre el público se vieron pocas caras familiares, cuestión que nos hizo pensar en la convocatoria de la Rosenvinge, atrayendo un público distinto al que suele aparecer por los jardines del Monasterio. De igual manera también hubo algunos perdidos que escucharon de vez en cuando con interés los temas de la diva madrileña y en otros descuidaron el seguimiento al concierto, lo cual también tiene su encanto. Momento notorio cuando una chica francesa gritó justo en el instante que se crea ese silencio entre tema y tema: ¡Christina!, siendo respondida por ella desde el escenario con un “hooola”. Suspiro y sonrisas entre el público. Cómplices y quizá un tanto de celos ante la espontaneidad que dio un buen momento entre artista y público, esas chispas que brillan entre tanta solemnidad.
Christina Rosenvinge en Nocturama
Llegó entonces “El sud” de Refree, uno de los dos temas que versionaría en la noche (la otra fue “Hallelluyah” de Leonard Cohen). Entre el público, al terminar el concierto, escuché a un par de personas comentar que este había sido el punto alto del concierto, quizá junto con ‘Tok, toc’ (Continental 62, 2006). Del primer tema imagino que optaron por darle tal nomenclatura al ser conocido por un público amplio, del segundo seguramente por la intensidad con la que la Rosenvinge la interpreta en vivo, además de ser uno de esos temas que se escapan de una discreta monotonía que empaña su directo.
Tal monotonía da para mucho. Uno puede sencillamente dejarse llevar por la belleza de los temas, los cuales son más recitados que cantados, más parecido a una interpretación teatral que a una vocal; de espacio para charlar con la compañía e intercambiar opiniones (escucho detrás nuestro: “Qué joven! Qué guapa!” y pienso entonces en su carrera de más de tres décadas. Termino por asentir mentalmente, subida en el escenario es una mujer atemporal). Eso sí, no mire demasiados bostezos, la monotonía no se convirtió en cansancio o pesadez, por lo cual pienso que tiene la destreza de hacer que esos temas, susurrados e íntimos, calen tan hondo que lo que no pase no haga falta ni se eche de menos.

Facebook - http://www.facebook.com/decomedula
 Twitter - http://www.twitter.com/_Appu_
 Youtube - http://www.youtube.com/decomedula
 Correo - decomedula@hotmail.com

 ENTRA EN LA EDITORIAL QUE HEMOS CREADO PARA ABRIR NUEVOS CAMINOS EN TORNO AL MUNDO DE LA EDICIÓN: HTTP://WWW.EDITORIALULTRAMARINA.COM

No hay comentarios:

Patreon

Patreon
Crowdfunding

Recibe La Firma del Caracol

Why We O!

Era Hombre Era Mito Era Bestia

Era Hombre Era Mito Era Bestia
Nuevo Poemario, ya a la venta!

Gabinete Salvaje

Gabinete Salvaje
7ª Temporada

Contemporáneos

Contemporáneos
2ª Temporada - Sevilla

RCA / Recital Chilango Andaluz

Tienda Ultramarina

Tienda Ultramarina
Todos los títulos de nuestra editorial y más.

Blog Archive

Appu Fav´s Spotify

Appu Poemario en Descarga Gratuita

Entradas populares

Blog Archive

Páginas vistas en total